Con la anticipación creciendo en torno a Dragon's Dogma 2, nuestro exclusivo IGN First de un mes ha proporcionado una visión detallada de las nuevas características del juego, revelando un mundo lleno de monstruos asombrosos, sistemas innovadores y emocionantes vocaciones. Entre las revelaciones más intrigantes se encuentra la posibilidad de que los NPC, conocidos como "peones", se involucren en conflictos por el afecto del jugador.


En la entrega original, Dragon's Dogma introdujo el sistema de peones, permitiendo a los jugadores personalizar a un asistente NPC que los acompañaría en su aventura. Sin embargo, en Dragon's Dogma 2, este sistema se ha expandido y mejorado significativamente. Según el creador Hideaki Itsuno, se ha trabajado para crear NPC detallados y autónomos que no solo pueden desarrollar afinidad hacia el jugador, sino también vincularse con otros NPC.


Itsuno explica que los NPC ahora pueden formar relaciones entre sí, influenciadas por las acciones del jugador. Por ejemplo, si el jugador realiza actos amables hacia un NPC, otro podría mostrar gratitud y también desarrollar afecto hacia el jugador. Sin embargo, la característica más llamativa es la posibilidad de que los NPC peleen entre sí por el favor del jugador.


"Imagina encontrarte con un par de amigos en el juego. Si golpeas a uno, es probable que el otro también se enoje contigo. Queríamos que los NPC se comportaran como individuos con objetivos y toma de decisiones independientes", comenta Itsuno.


Aunque esta característica aún está en desarrollo, la idea de ver a los NPC enredados en conflictos por el jugador agrega una capa adicional de complejidad y realismo al mundo de Dragon's Dogma 2.


En términos de creación de personajes, Itsuno destaca mejoras significativas. El creador de personajes permite un nivel extremadamente detallado de personalización, gracias al rendimiento mejorado del hardware. Se espera que los jugadores disfruten de una experiencia de creación de personajes más libre y expansiva que en la entrega anterior.


Itsuno comenta sobre la filosofía detrás de estas mejoras: "Queríamos que los jugadores pudieran crear el personaje que desean ver. Con el primer juego, aunque ofrecíamos cierta libertad, aún tenía limitaciones. Con el hardware mejorado, pudimos proporcionar la libertad que siempre quisimos. Pero también entendemos que esto puede ser abrumador para aquellos que no son artistas, por lo que implementamos soluciones".


El equipo exploró la tecnología de fotogrametría para escanear rostros humanos y utilizarlos como base para la creación de personajes. La idea era facilitar la creación de caras realistas sin requerir habilidades artísticas avanzadas. Con la capacidad de elegir y ajustar caras base predefinidas, los jugadores pueden acercarse a la apariencia deseada sin ser expertos en diseño.


Con estas emocionantes revelaciones sobre Dragon's Dogma 2, la expectación continúa creciendo entre los fanáticos, ansiosos por sumergirse en un mundo lleno de emocionantes interacciones NPC y posibilidades ilimitadas en la creación de personajes.